Administración de la demanda interna en la empresa

Administración de la demanda interna en la empresa

Lo primero que debemos aclarar es que el objetivo principal de la administración de la demanda interna es asegurar que los volúmenes de los contratos con los proveedores logran cubrir las necesidades y objetivos de la organización.  Para lograrlo, el departamento de adquisiciones analiza cada una de las necesidades que tienen las distintas áreas de la organización y en forma muy especial lo relacionado a producción y ventas.

El proceso de venta y operación debe analizarse con cuidado, ya que al ser actividades principales se encuentran integrados a la administración central del negocio, y es por medio del resultado de ellas, que la administración sincroniza y alinea todas las funciones de la organización, lo que generalmente incluye:
  • Actualizaciones al plan de ventas
  • Plan de producción y entrega
  • Inventarios
  • Los tiempos y los compromisos de entrega al cliente
  • Plan de desarrollo de productos
  • Plan financiero

Al contar con información de las cantidades y productos que la empresa entregará al mercado, el área de operaciones o producción puede planifica sus propias actividades de producción, lo que a su vez genera información para el departamento de adquisiciones indicando los momentos en los que se van a requerir los insumos y suministros necesarios para desarrollar esa producción. Finalmente será este último departamento el que, dependiendo de la disponibilidad de stock, y considerando los convenios y capacidad de respuesta de sus proveedores, determinará los momentos en que se enviarán las solicitudes de compra a sus proveedores. 


Al revisar la forma en que las empresas analizan la demanda interna, hemos encontrado que tienen tres tipos de comportamientos dependiendo de las características propias de sus negocios.
  • Para muchas empresas planificar la ejecución y controlar las cantidades y tiempos en que se presentará la demanda, involucra una gran cercanía y comunicación con clientes y con los departamentos internos de la empresa.  
  • Para otro tipo de empresas, la demanda no es dependiente de lo que necesiten los clientes, sino que responde a los momentos en que determinados procesos requieren de un determinado insumo o suministro, y esto no depende necesariamente del momento en que el cliente lo pueda necesitar.  
  • Un tercer tipo se da cuando la empresa necesita abastecer bodegas, maneja niveles críticos de stock y la demanda se genera cuando el nivel de stock de un determinado insumo o producto baja su nivel crítico y comienza el proceso de reposición(compra o producción) de manera que pueda llegar rápidamente a su nivel de equilibrio.
Como parte de la estrategia de abastecimiento, la administración de la demanda interna entrega una valiosa información que puede ser utilizada en etapas de la metodología de sourcing y en especial en la creación de convenios con proveedores, quienes al tener este tipo de información también pueden planificar sus propios procesos de abastecimiento.
 
 
 
 
 

Síguenos en